Atrás Caso de Éxito

Tiruña celebra 100 años con mayores metas de crecimiento e innovación

Un siglo de compromiso con la innovación en rodillos corrugadores

Cynthia Briceño Obando / prensa@revistacorrugando.com

Con el diseño de un logo conmemorativo y la renovación de su compromiso por continuar innovando en el desarrollo de piezas de corrugación, Tiruña celebra 100 años de historia, y de ellos 45 años en la industria del corrugado.

Un hito importante, y al mismo tiempo un nuevo punto de partida estimulante a partir de fusión de la manufacturera española con el Grupo Fosber.

Tiruña, nació en el norte de España, exactamente en Pamplona, bajo la égida, de la pasión, experiencia, de la competencia y de la innovación de la familia Guibert, quienes por un siglo y con el trabajo de cuatro generaciones, han llevado adelante la empresa. 

Los inicios

El primer giro de negocio de Tiruña estuvo enfocado en la industria automovilística, vendiendo y mecanizando piezas para la industria local desde una pequeña tienda en el centro de la ciudad.

La visión para el crecimiento les abrió más tarde las puertas, desde una planta más grande en las afueras de Pamplona, para atender los requerimientos de piezas para el sector de maquinaria pesada (mineras, cementeras) y desde ahí, gracias a la capacidad y el cambio para la adaptación a las diferentes necesidades del mercado es que se introducen, con éxito, en la industria del papel y del sector corrugado, fabricando rodillos corrugadores desde la fábrica Tiruña SL.

Cien años que han visto cómo la empresa cambiaba, crecía, evolucionaba, pasaba a ser la cabecera del grupo TGI (Tiruña Grupo Industrial), contribuía fuertemente al desarrollo de la industria del cartón ondulado, como se conoce en España, y salía al mundo entero con un producto que es único por su naturaleza misma: los rodillos corrugadores.

“Nuestros rodillos y perfiles de flauta en los inicios de la empresa y hoy igual, son piezas que elaboramos a medida de los requerimientos de nuestros clientes. Esto nos llena de orgullo, pues nos permite no solo ofrecer un servicio personalizado, sino evolucionar constantemente al ritmo de las exigencias de los diversos mercados -tienen presencia en cinco continentes, 60 países-  y de las necesidades particulares de cada producto y maquinaria de nuestros clientes” explica José Miguel Guibert, Managing Director de Tiruña.

José Miguel Guibert, Managing Director de Tiruña

Corrugado y embalajes

En la industria del cartón y los empaques y embalajes de este material han logrado desarrollar todo tipo de rodillos corrugadores para cualquier máquina y flauta logrando así, soluciones para mejorar la calidad y propiedades del cartón corrugado fabricado con los rodillos Tiruña y optimizar sus procesos.

Tal es el caso de la flauta conocida como flauta T (por la inicial de la compañía) especialmente diseñada para reducir el consumo de papel, mejorar la impresión y apariencia de la caja, manteniendo los requerimientos que este envase exige. Actualmente, “este es uno de perfiles más utilizada para cajas y embalajes de comercio digital”, aseguró Guibert.

La empresa además de rodillos corrugadores con todo tipo de flautas, ha desarrollado sistemas de lubricación y limpieza de los rodillos mientras estos están trabajando, mejorado considerablemente su runnability y performance, reduciendo las labores de mantenimiento y aumentando la seguridad de los operadores de máquina.

Al respecto, el managing director enfatizó “Hemos ganado una sólida reputación en el mercado no solo por el suministro de productos terminados de la más alta calidad, sino también por los niveles excepcionales de servicio y asistencia técnica. Esto incluso mejorará a partir de ahora, ya que la satisfacción de nuestros clientes está en el centro de nuestra filosofía de negocio y de la esencia del Grupo Fosber”.

Mercado latinoamericano

Los rodillos TIRUÑA se apoyan bajo un equipo con gran experiencia tanto en su Departamento Técnico como Servicio Post Venta, para dar el mejor servicio y asistencia a cada cliente en cualquier momento, tanto de modo online como in situ en sus plantas. No importa donde esté el cliente para ofrecer proyectos llave en mano gracias a la amplia disponibilidad de técnicos de TIRUÑA.

La relación de Tiruña con el continente americano, y particularmente con Latinoamérica se extiende por más de cinco décadas y es muy robusta. Actualmente es, de hecho, su principal mercado pues concentra en esta parte del mundo una parte muy importante de su cartera de clientes. El grupo de plantas corrugadoras más grande a las que provee la empresa se ubican en México, Colombia, Perú y Argentina.

El futuro

En los últimos dos años, Tiruña se propuso ampliar aún más su mercado y abrir nuevos gracias a la unión con el grupo italiano Fosber, pasando a formar parte de la gran familia de Dong Fang Group. La unión viene a fortalecer aún más a ambas compañías como líderes mundiales en el sector de la fabricación de cartón corrugado.

"Este es un excelente movimiento estratégico para el desarrollo de Tiruña, ya que el importante crecimiento en los últimos cinco años se ha atribuido, en parte, a los pedidos recibidos de Fosber para el suministro de rodillos corrugadores destinados al cada vez más creciente número de líneas corrugadoras completas que Fosber está instalando en todo el mundo", afirmó Guibert.

Hoy en día, el Grupo Tiruña factura más de USD 30 millones, tiene cinco plantas de producción ubicadas en tres países (España, Francia y Estados Unidos de América) y da empleo a más de 150 trabajadores en 60 países.