Atrás Informe Especial

Equilibro con mano de mujer

  

Jason Alvarado Rodríguez / prensa@revistacorrugando.com

 

Sus recorridos por la planta son frecuentes, porque su interés es conocer y reconocer a quienes colaboran cada día para que GRUPASA Packaging, filial del Grupo Papelesa, se mantenga como una empresa líder en Ecuador. Ella es María Luisa Jaramillo, Gerente Corporativa y una líder de esas que predican con el ejemplo.

Ingeniera Comercial de profesión y convencida de que el aprendizaje debe ser continuo, actualmente cursa un OPM (Owner/President Management) en Harvard Business School, que considera ha sido su mayor reto profesional hasta ahora, pues implica separarse de su esposo y tres hijas por periodos de hasta un mes, en una experiencia educativa altamente exigente e intensiva.

“Las mujeres siempre encontramos una excusa para no darnos estos espacios. En este programa somos 165 participantes de todo el mundo, de los cuales, únicamente 20 somos mujeres. Es de los retos más lindos que me he propuesto, implicó romperme un paradigma a mí misma, en el que mi familia me apoyó plenamente”, comentó.

Su padre, José Jaramillo Miranda, involucró a María Luisa y a sus dos hermanas desde muy niñas en el quehacer de la empresa. “Recuerdo que en vacaciones, desde los 9 años, veníamos con mi padre y nos asignaban áreas manuales dentro de la fábrica. Así Inició la pasión por la empresa familiar, él siempre nos llevó a conocer adonde se hacían las cosas, eso fue clave luego para mis estudios”, cuenta con emoción la actual gerente corporativa de GRUPASA.

La empresa familiar es parte de la familia y aunque hay una separación de los ámbitos laboral y personal, es inevitable que las conversaciones lleven en algún momento a lo que acontece en el negocio. “Siempre me gustó, yo vibro en esta empresa, es mi casa y lo siento así”, asegura.

Equilibrios

María Luisa se considera una mujer que ejerce un liderazgo equilibrado, participativo cuando las circunstancias lo permiten y con decisiones firmes y oportunas cuando es requerido. Se ve a sí misma como una figura de bajo perfil, con un interés mayor por potenciar y empoderar a su equipo de trabajo. 

Por esa razón afirma que la mejor manera de ejercer el liderazgo es como su padre le enseñó: con el ejemplo. “Para mí todas las personas nacimos con dotes de liderazgo, me considero una persona trabajadora, responsable comprometida y justa, me gusta dar el ejemplo”.

“Creo que uno se pone los trajes de acuerdo con las circunstancias en las que está, hay momentos en los que hay que ser conciliadora, y otros en los que hay que dar definiciones claras. Soy muy observadora del entorno en el cual me muevo, de las personas y me adapto a las circunstancias”, aseguró. 

Su punto de vista pragmático lo aplica al liderar el área de recursos humanos que considera clave, su positivismo es transversal a todo lo que hace y se traduce en el empoderamiento que motiva en su equipo de trabajo.

“El área de recursos humanos debe ser liderado por los dueños, no puede ser delegado a un colaborador que no sea de la familia. En ese rol se puede empoderar a otros y entender sus realidades. Este cargo me da la oportunidad de entender y trasladar eso para crear un área de recursos humanos más humana”.

“Me encanta recorrer la fábrica, en esos recorridos te dicen cosas, y se genera esa conexión que no se debe perder. Hemos trabajo mucho en estos años, por eso tengo un buen equipo, y estamos abarcando toda la empresa de una manera práctica y objetiva para mejorar la experiencia del colaborador, concientizando al trabajador de que lo hacemos juntos”, agregó Jaramillo.

La mejora continua y la innovación han sido y seguirán siendo el Norte para GRUPASA, su gerente corporativa es una convencida de que todo negocio, si no se reinventa, muere. Así, de su mano la empresa seguirá haciendo bien las cosas, porque como dice María Luisa “no hay otra manera de hacerlas”.