Atrás Informe Especial

Una visión integral al servicio de todos

 

Sandra Zumbado Alvarado / prensa@revistacorrugando.com

 

Los pilares bajo los que se ha sostenido a lo largo de la historia La Papelera S. A., se reflejan en el liderazgo de su gerente general Conrad von Bergen. La filosofía de trabajo basado en el respeto, la integridad, la calidad y el compromiso, es un sello de familia que ha quedado marcado tanto en la empresa como en el aporte al desarrollo de la actividad comercial de Bolivia.

Se logra percibir fácilmente a través de la pasión de este empresario, que atesora momentos felices al frente de la compañía, tanto a nivel laboral como personal, un balance que les ha permitido seguir por la ruta del crecimiento.

Según nos cuenta don Conrad, hace unos ocho años iniciaron un camino del cual se siente orgulloso, al ponerse como meta el implementar acciones que permitan la sostenibilidad y crecimiento de la empresa con una visión empresarial enfocada en la satisfacción de sus socios estratégicos. Más recientemente, un gesto de sus obreros le llenó de mucha felicidad y fue la solicitud que le hicieron de que no subiera a la planta para cuidar de su salud

“Ellos consideran que debo ser el primero en cuidarme. Ese pedido me dio aún más impulso y fuerzas para subir a la planta todo el tiempo, pues me di cuenta que ellos me observan y verme en la planta hombro a hombro, todos los días aún en la pandemia y en cuarentena era el ejemplo que debía dar”, nos comentó von Bergen.

Y es que la pandemia ha sido retadora pero también aleccionadora. Para von Bergen, desde diferentes áreas, tanto él como líder, como su equipo de trabajo, demostraron capacidad a la hora de tomar decisiones rápidas y acertadas, frente a una situación para todos desconocida.

“Cada área tuvo su particular importancia, destaco dos procesos. La evolución tecnológica fue una necesidad, pues requeríamos información disponible en tiempo y forma para tomar las mejores decisiones y poder responder a los requerimientos de los clientes con velocidad requerida. Por otro lado, estuvo todo el manejo de la crisis sanitaria con los colaboradores. Teníamos que seguir produciendo, pero en las condiciones más seguras, con todos los equipos de bioseguridad, y la disposición de un Plan de Salud física y emocional que coadyuve al cuidado de nuestro equipo más valioso, el talento humano”, destacó con el orgullo que genera salir adelante frente a retos mayores.

Dedicación e inspiración

Una larga trayectoria habla de lo mucho que Conrad von Bergen le ha dado tanto a sus empresas como al sector. Una visión integral del negocio y la valentía para tomar decisiones difíciles han sido parte de la fórmula de este empresario al que, desde su escritorio, lo acompañan siempre la foto de sus siete hijos -Nicole, Saskia, Laura, Anna, Leon, Lucas y Julián, regalos de los obreros y su casco para entrar a la planta.

“Evolucionar en relación al entorno, al movimiento del mercado, a las necesidades del cliente, siempre pensar out of the box, mirar el panorama completo y tener coraje para estar presente, inmerso en el negocio, ser inquieto y no quedarse en una zona de confort”, ha sido la fórmula para este empresario que no sale de casa sin su moto, su casco, su mochila y el computador.

Si tuviera oportunidad de vivir en algún otro lado dice que elegiría estar cerca del mar, dado que les gustan todas las actividades asociadas con la vida marina como navegar, bucear, surfear, pescar. Y uno de los pendientes de su vida es navegar los siete mares.

Entre los recuerdos que atesora de la niñez están los días que pasó, junto a sus hermanos, trabajando en la planta. “Nunca tuvimos algún privilegio, nosotros íbamos para ayudar a los obreros y compartíamos todo con ellos, desde las comidas, hasta los tiempos de descanso. Llegábamos a casa con la satisfacción de haber cumplido el deber y esperábamos ansiosos el siguiente día pues nos sentíamos que aportábamos al crecimiento de la empresa”.

Ese recuerdo de niño sigue vigente para alguien que continúa esforzándose por transmitir los valores inculcados por sus padres y por poner su visión integral al servicio de todos.