Atrás Columna

Integridad y cercanía: la pareja perfecta en las crisis

La empatía en tiempos de pandemia es una responsabilidad de las empresas con sus clientes

 

Lizbet Ulett / Autor  •  Asesora de Comunicación Corporativa

 

Hoy día, en que estamos perdiendo personas que fallecen por la #Covid19, o porque este mismo virus nos ha llevado al rompimiento de vínculos con seres queridos, las personas estamos más susceptibles; porque no solo tenemos miedo, sino porque perder a un ser amado es la experiencia más dolorosa que cualquier persona puede vivir.

Por ello, las personas y las empresas, debemos poner más atención en la forma en que nos comportamos con quienes nos rodean, porque no sabemos la carga que esta persona lleva y no olvidemos que el #cliente está en el centro de toda estrategia empresarial.

Los mensajes corporativos deben incorporar ese sentimiento de empatía, de ponerse en los zapatos de quienes han perdido un ser amado, un trabajo, o una ilusión. Quienes enviamos mensajes o vendemos bienes y servicios, debemos apoyar más que nunca a nuestros clientes y amigos. Hay empresas que lo hacen muy bien, porque han apoyado a quienes tienen contacto con el cliente a transmitir mensajes empáticos. Sin embargo, hay otras que continúan trabajando como si nada nuevo sucediera.

Este es el momento de perder o ganar más clientes a mediano plazo. Sabemos que la economía, no va a crecer rápidamente, pero también sabemos que es un momento definitivo para crear vínculos con nuestras audiencias.

Entendiendo la depresión

La falta de contacto físico, empeora la situación sanitaria que vivimos, por ello ya ha habido pronunciamientos sobre esta situación en las organizaciones mundiales. Comparto estos párrafos de la revista cuban Bohemia debido a que el artículo en sí, es muy interesante.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la depresión es un trastorno mental frecuente, calculado en más de 300 millones de seres a nivel mundial. “Ataca” principalmente a las mujeres, aunque no es exclusiva de nadie y menos ahora.  Contribuye a la carga mundial general de morbilidad, y es muy trágico su padecimiento, no solo para el enfermo, también para familiares, allegados y amigos, preocupados ante la posibilidad cierta de suicidio. Ahora, no todo debe verse desde el derrotismo, porque existen tratamientos eficaces, por lo que siempre debe estimularse la visita al médico.

No obstante, ese llamado debe hacerse con paciencia y cariño, ya que el padecimiento es resultado de interacciones complejas de factores sociales, psicológicos y biológicos. Quienes han pasado por circunstancias vitales adversas (desempleo, luto, traumatismos psicológicos y ahora pandemia) tienen más probabilidades de sufrirla. A su vez puede generar más estrés y disfunción, y empeorar la situación vital del afectado. Muchas convivientes desesperan y hasta caen en la impotencia.”

Otro estudio, el de The Lancet Psychiatry sugiere que tanto el estrés como el virus pueden tener un impacto directo en la depresión y la demencia. “Las personas que han tenido un Covid-19, especialmente aquellos en los que la enfermedad fue más grave, tienen un mayor riesgo de depresión o demencia a partir de los 6 meses posteriores a la infección por el SARS-CoV-2. Los riesgos fueron mayores”, asegura ABC enfermedades, que hace referencia al estudio.

Las marcas y el duelo

Lizbet Ulett es economista, y asesora de comunicaciones corporativas.Si bien superar un duelo, no es una situación de días o meses, hay acciones que las empresas pueden desarrollar para mejorar la salud mental de las personas. Cito acá alguna que me parecen interesantes tomadas de Brands back World Mental Health Day:

• ASICS: Asics EMEA está compartiendo historias inspiradoras de personas que han descubierto los beneficios del deporte y el movimiento en su bienestar mental.

• IN MY SHOES: Las historias de audio de ‘In My Shoes’ están diseñadas para ser escuchadas en movimiento, para que la gente pueda experimentar lo que es ponerse en los zapatos del narrador. La compañía de zapatillas de running también está organizando una carrera virtual para conmemorar el día, invitando a los participantes a “correr en solidaridad” y crear conciencia sobre los problemas de salud mental, así como; cómo cuidarnos a nosotros mismos y a los demás.

Tal vez con estas ideas en mente, las empresas pequeñas y grandes podamos formar a quienes están frente al cliente, con el fin de que estos desarrollen mensajes de empatía, que logren comprender la frustración de algunos clientes, y que podamos responder de forma amable y aportar nuestro grano de arena.