Atrás Publireportaje

Serra crece y tripilica sus instalaciones

 Redacciónprensa@revistacorrugando.com

 

SERRA ha inaugurado recientemente sus nuevas instalaciones, culminando su proyecto de ampliación mediante la construcción de una nueva nave con 6.000m2, destinados exclusivamente al ensamblaje de maquinaria, que se suman a los 3.000m2 ya existentes, dedicados a la fabricación de piezas, para proporcionar una gran capacidad de producción. 

Es un paso más en el camino que marca la visión de SERRA: “Ser la compañía de referencia mundial en el diseño y la fabricación de soluciones mecánicas y automáticas en el sector del cartón ondulado.”

Según Philip Kotler, gurú de la estrategia empresarial “vivimos en un mundo de continuo crecimiento, y ante esto, las empresas no deben permanecer inmóviles, sino que por el contrario deben establecer  acciones  estratégicas  y  operativas  dentro  de  dos alternativas: reducir costes o crecer, siendo la opción del crecimiento la más adecuada para aumentar el valor de la Compañía”.

SERRA ha crecido sostenida y notablemente durante la última década, tanto en volumen de negocio como en gama de productos. Los grandes grupos del sector del cartón ondulado han ido creciendo mediante fusiones, adquisiciones y creación de nuevas plantas. Estas grandes empresas cada vez necesitan proveedores de maquinaria con capacidades de producción más elevadas, para poder abastecer al mismo tiempo varias plantas con un mismo modelo de máquina. Un mismo modelo para distintas plantas favorece también la unificación de piezas de recambio y un solo servicio de mantenimiento centralizado.

De España para el mundo

SERRA, con sede en Martorell (Barcelona) es una compañía global que exporta, desde hace décadas, a los cincocontinentes. Aunque la actual crisis del COVID-19 ha frenado notablemente la globalización en algunos sectores, en elcaso de maquinaria industrial, debido al bajo coste de transporte frente al valor del producto, seguirá predominando el comercio internacional frente a los proveedores locales.

Las nuevas instalaciones, además de aumentar la capacidad de producción, también permiten la mejora de los procesos, lo que supone una mejora de la competitividad. Actualmente SERRA dispone de dos líneas de producción en cadena para dos tipos de producto, lo que permite reducir el “lead time” y mejorar los costes de producción.