Atrás Caso de Éxito

Incarpalm: apuesta por el crecimiento y el talento joven

Industria Cartonera Palmar produce más 105 toneladas anuales de cartón y sus cajas llegan a más de 25 países

Cortesía Incarpalm

Cynthia Briceño Obandoprensa@revistacorrugando.com

 

Empacar banano y llevarlo por el mundo entero, aportando así al reconocimiento del Ecuador como el mayor exportador de banano del mundo es la actividad principal de Industria Cartonera Palmar (Incarpalm), fundada en 2004 y parte de Corporación Palmar (Palacios- Márquez), tercer exportador de banano más importante de esta nación suramericana.

Cortesía Incarpalm Desde sus inicios, se especializó en el desarrollo de soluciones para el empaque y transporte de esta fruta, como una forma de proveer a las empacadoras del grupo, las cajas de cartón necesarias para la exportación a destinos tan lejanos como Rusia, Alemania o Polonia.

“El sueño de mi abuelo, Euclides Palacios, fundador de la Corporación, siempre fue tener su propia planta cartonera. No solo porque lo entendió como un insumo necesario para el negocio exportador, sino porque él es un constructor nato”, explica José Guaman Palacios, actual gerente general de Incarpalm.

Fue el mismo, quien consiguió el préstamo de un banco alemán para financiar la nueva fábrica, y también el encargado de dirigir la construcción de la planta de producción.

Actualmente, con 15 años de experiencia y un proceso de investigación y mejora continua en la producción de cajas agrícolas; Incarpalm, no solo atiende al mercado bananero, sino también a la industria camaronera, piñera, floricultora, farmacéutica y productos procesados en general.

Un mercado especializado y exigente

El actual gerente general, también estuvo muy guiado por el patriarca de la familia, antes de asumir el reto de dirigir la cartonera.

“Fue una sorpresa para mi tomar las riendas de la fábrica, hace apenas año y medio; cuando acabada de terminar la licenciatura como ingeniero agroindustrial, y después de haberme involucrado en el trabajo de campo de las fincas junto a mi abuelo. Ahora sé que me estuvo preparando para esto, porque puedo entender el proceso completo, desde la producción de la fruta, hasta su destino final, en la mesa del consumidor y que este es un mercado cada vez más exigente y especializado”

Con esto en mente, Guaman Palacios trabaja junto a 380 colaboradores en la planta, y asegura aprende cada día un poco más, al tiempo que busca optimizar procesos mediante el uso de tecnología y la capacitación constante del talento humano.

“Me emociona descubrir el constante avance de la industria cartonera, y palpar como los fabricantes y los clientes nos apoyamos para hacer cartón cada vez más funcional, más resistente, con mejores diseños, más sostenible, en fin, crear un producto que cumpla con los estándares de actuales y de cada mercado particular” señaló el gerente.

Talento humano y tecnología

En los últimos meses, producto de la pandemia mundial por el SARS-CoV-2, en Incarpalm ha puesto especial énfasis en la inversión en su capital humano, promoviendo la formación y capacitación de su personal, como su recurso de trabajo más valioso.

Cortesía Incarpalm

“Hemos recurrido a la modalidad de trabajo remoto en algunas áreas administrativas con excelentes resultados, mientras que, en el trabajo de planta, hemos apostado por nuestro talento humano, confiando mucho en él y en un trabajo de formación a lo interno de nuevos capataces y operarios, de manera que siempre podamos contar con el personal requerido para su funcionamiento pleno” añadió.

En materia de inversiones, Industria Cartonera Palmar recientemente adquirió su propia planta de tratamiento de aguas tintas, y dos nuevas imprentas flexográficas de última tecnología, cumpliendo así con su compromiso, de innovación, calidad y con la sostenibilidad ambiental y social del negocio. 

Actualmente, esta cartonera produce más 105 toneladas anuales de cartón y sus cajas tipo 22 XU, de dos y hasta cinco colores, llegan a más de 25 países.

 

Cynthia Briceño Obando / cbriceno@zonadeprensa.co.cr