Atrás Informe Especial

Cartón protege e impulsa comercio electrónico

De acuerdo con datos de BOBST Lyon, la mayoría de los embalajes para productos de comercio electrónico es de cartón ondulado

 

Jason Alvarado Rodríguez / prensa@revistacorrugando.com

La crisis sanitaria por el COVID – 19 que afecta al mundo aceleró la adopción del comercio electrónico. El #QuédateEnCasa impulsó a nuevos consumidores a probar los canales en línea, además aumentó la frecuencia de la compra de los que ya eran cibercompradores y ha abierto los ojos y las oportunidades a multitud de pymes que aún no vendían por Internet, dentro de este panorama los empaques logísticos son también un mercado que ganó demanda.

De acuerdo con datos de BOBST Lyon, la mayoría de los embalajes para productos de comercio electrónico es de cartón ondulado. “Este sector se expandirá a una TCAC (tasa de crecimiento anual compuesto) del 14,3% de aquí a 2022, en comparación con el TCAC registrado para los embalajes en general, que es del 2,9 %”. 

Se indica que, sin embargo, el impacto para los fabricantes de embalajes es variado, según su cartera de clientes. “Mientras que aquellos que suministran productos alimenticios y productos de ocio para el hogar habrán visto un gran aumento repentino de la demanda, quieres suministran a la industria, cuya demanda ha caído en picado (embalajes para los servicios de restauración, por ejemplo), han notado un descenso”.

“En la nueva normalidad en la que nos encontramos, los fabricantes saben que deben prepararse para estos aumentos repentinos y estas circunstancias inesperadas. Los días de crecimiento lento y predecible han quedado atrás. Vivimos unos tiempos revolucionarios; antes incluso de la pandemia global, la tecnología ya había revolucionado el comercio minorista y la fabricación a escala mundial. La impredecibilidad forma ya parte de la planificación empresarial contemporánea”, señaló en el blog de BOBST Lyon, David Arnaud, director de marketing de producto de esta empresa.

Empaques en tiempos de COVID

El Grupo Raja, uno de los más grandes distribuidores de embalajes en Europa, hace una serie de recomendaciones ante el contexto actual para el e-commerce, dentro de las que están las medidas de protección sanitaria para la preparación de pedidos, la actualización de las condiciones del servicio en los canales de comunicación digitales.  También señalan la importancia de la elección de embalajes que simplifiquen el reparto, y aquellos empaques que facilitan las devoluciones.

Ante la imposibilidad de interacción física, la presentación y relevancia de la marca en el empaque se vuelve aún más relevante. Recomiendan seguir confiando en embalaje EcoResponsable, e incluso personalizar los envíos con notas y mensajes de ánimo para esta cuarentena, para mimar la relación de confianza entre marca y cliente.

En la misma línea la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (PROCOMER), señala que “El empaque antes se consideraba un paso básico dentro del proceso de cumplimiento de pedidos, pero ahora presenta una oportunidad para que las empresas puedan interactuar más eficazmente con sus compradores, mejorar su propuesta de valor y ayudar al ambiente”.

Ser comprometido también puede promover la responsabilidad ambiental. De acuerdo con una encuesta realizada por Dotcom Distribution, el empaque sostenible tiene más probabilidades de ganar compradores que cualquier otro factor. Cuando se les preguntó a los consumidores qué factor los haría más propensos a comprar un producto, el 47% dijo que los empaques con materiales biodegradables o reciclables son de su preferencia. 

PROCOMER también enfatiza en que la creación de una experiencia de empaque estratégica es un aspecto crucial del proceso de cumplimiento de la marca y de la capacidad de impactar en las ventas futuras y aumentar el valor de la vida útil del cliente. Por ello, es necesario optimizar el proceso para que sea rentable y exprese los valores y características claves de la marca, al tiempo que anima a los clientes a volver a comprar sus productos.

Unboxing

De acuerdo con Énfasis Packaging, la forma en la que se diseña el proceso de embalaje debe ser visto como una extensión de la marca y representa ciertos mensajes para los clientes. “Por ejemplo, si el objetivo es la simplicidad, es necesario limitar la cantidad de extras que se añaden a los pedidos en el empaque. Esto significa minimizar la cantidad de materiales y la complejidad del empaque, lo que también ayudará reducir costos y el proceso será más rápido”.

Al limitar la cantidad extra de material de estiba y en el embalaje, los consumidores pueden incluso estar dispuestos a pagar más por un producto si creen que están contribuyendo a una causa mayor. El uso de materiales biodegradables o reciclables también puede atraer a estos clientes.

Otro factor para considerar es brindar una buena experiencia al abrir un paquete, que puede reforzar la buena imagen de la marca. Según Dotcom Distribution, abrir un regalo causa niveles elevados de dopamina, oxitocina y serotonina en el cerebro. Como resultado, el proceso de desempacar puede provocar emoción, placer y confianza en los clientes, si se hace correctamente, lo que fundamenta la tendencia digital llamada “unboxing” que muchos influenciadores emplean para llamar la atención de sus audiencias.

Para subirse a esta tendencia, el empaque debe incluir una llamada a la acción que capture a los consumidores mientras las emociones provocadas están todavía frescas. Obtener este resultado requiere de un enfoque multi-sentido, optimizando la forma en la que el paquete se verá, se sentirá, sonará e incluso olerá. También se puede mostrar los cambios estacionales de una manera fresca y única.